En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone

Gobiernos de coalición

enero 16, 2023

El viernes 13 y sábado 14 de enero de 2023 concluyeron dos fases determinantes para el proceso electoral 2023 del estado de Coahuila de Zaragoza, a saber: la fecha límite para presentar renuncia o licencia al cargo de los servidores públicos, así como el término para registrar el convenio de coalición que se trate.

Al cierre de la presente entrega, se debería tener certeza de las coaliciones a contender por la gubernatura y las dieciséis curules para renovar el Congreso del Estado. Si no hubo sorpresas, las coaliciones PAN-PRI-PRD, UDC-Verde y PT-MORENA ya habrían sido registradas. En apariencia, el único partido con candidatura propia será Movimiento Ciudadano (MC).

Al momento de escribir este artículo, aún existía la posibilidad de una ruptura entre el PT y MORENA debido a la inconformidad del subsecretario de seguridad pública, el cual amenazó con abandonar el “proyecto de transformación” para contender por otra fuerza política.

Por lo anterior, tendremos tres coaliciones bregando por obtener el poder; dos de ellas con claras posibilidades de ganar: la compuesta por PAN-PRI-PRD, abanderada por Manolo Jiménez, y la integrada por PT-MORENA, encabezada por Armando Guadiana.

Es, precisamente, sobre las coaliciones que versa este texto. Cabe señalar que dicha figura ha estado presente desde la emancipación de nuestro país. No así los gobiernos de coalición, propios de regímenes parlamentarios.

La diferencia entre ambos conceptos reside en su objetivo principal: mientras en la coalición electoral los institutos políticos se coaligan con el propósito de ganar una elección, el gobierno de coalición obedece a la necesidad de construir mayorías para tener gobernabilidad y el gabinete se conforma por miembros de todos los partidos integrantes del acuerdo. Se trata de una forma de gobierno conjunto en el que, el ejercicio del poder, no es exclusivo del presidente. 

Lo anterior es natural en los sistemas europeos, donde los ciudadanos eligen a los parlamentarios y el presidente surge de una de las tres vías: 

1. del partido con mayoría absoluta en el parlamento,

2. del partido con mayoría simple (gobierno de minoría) y 

3. de un gobierno de coalición (o “cordón sanitario”).

El más común es el último y surge de la unión de dos o más partidos con ideologías –en apariencia– incompatibles encaminada a impedir la llegada de un partido o su reelección.

En nuestro país las coaliciones han sido ampliamente criticadas, especialmente las electorales. Ello obedece a una sencilla razón: durante todo el siglo pasado vivimos una dictadura perfecta con un partido hegemónico (PRI).

Fue hasta tres años antes de acabar el milenio cuando nació la transición de un sistema de partido hegemónico a un auténtico sistema de partidos; de elecciones donde no había competencia a elecciones altamente competitivas, y de una representación de una sola fuerza a un pluralismo equilibrado.

A pesar de haber ocurrido tres alternancias, así como vivido 21 años –de 1997 a 2018– con gobiernos de minoría (sin mayoría absoluta en el Congreso de la Unión), no hemos podido -o no han querido los partidos- limitar al presidencialismo.

Desde 2014 se reformó el Artículo 89, fracción XVII de nuestra Carta Magna, para facultar al ejecutivo a crear gobiernos de coalición. Han transcurrido tres legislaturas en el Congreso de la Unión y, a pesar de que existen al menos cinco iniciativas diversas para expedir la Ley Reglamentaria del Gobierno de Coalición, es la fecha que ni siquiera se han discutido.

En Coahuila, el 13 de diciembre de 2022 se publicaron en el Periódico Oficial las reformas a la Constitución local con relación a los gobiernos de coalición, mismas que en su artículo Tercero Transitorio le otorga 90 días al legislativo local para implementar la Ley reglamentaria.

Nuestro sistema está caduco y se requiere de una nueva estructura organizacional del Estado. Los gobiernos de coalición, acompañados de la segunda vuelta, así como la representación pura en ambas cámaras legislativas, se tornan necesarios y urgentes.

Es tiempo de volver a decir basta a la idea de gobiernos de un solo hombre y de darle la bienvenida a la pluralidad, los gobiernos de coalición, la efectiva división de poderes y el federalismo democrático. Como sea, nada de ello será posible sin la férrea defensa de las instituciones y normas democráticas por parte de la ciudadanía. 

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros