En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

La recesión democrática: los resultados de Latinobarómetro 2023 (segunda parte)

recesion democratica

En la primera mitad de este artículo advertimos sobre el crecimiento de la preferencia ciudadana por un gobierno populista. Así lo apuntalan las muestras de apoyo al presidente en contra del entramado institucional y legal, lo mismo que el respaldo a su intolerancia hacia la libre empresa, la intelectualidad y la academia, la prensa crítica y la sociedad organizada y movilizada.

El bajo apoyo ciudadano a la democracia (solo el 35%) y la insatisfacción popular con el  bajo desempeño de la democracia gobernante (61%) nos alertan sobre la existencia de una población más insatisfecha que demócrata.

De acuerdo con el informe 2023 de Latinobarómetro: “Estos insatisfechos son el contingente más abierto al populismo y el autoritarismo”. Uno de cada cuatro mexicanos representa dicho grupo.

Sin embargo, estos insatisfechos apoyan las acciones del mesías tropical y no les importa si viola las leyes, la libertad de expresión o si impone sus reglas al simular un proceso democrático y plural en su secta devocional disfrazada de partido, a sabiendas de que su dedito será el que designe su sucesor.

Semejante culto a la personalidad atomiza y debilita el sistema de partidos, erosiona la democracia y genera una crisis de representación.

Muestra de la fortaleza del personalismo es la percepción negativa de los mexicanos sobre el funcionamiento de los partidos políticos: 62% los reprobó. En cuanto a si estos partidos son necesarios para la democracia, el 58% no cree que lo sean.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2021 y 2019 del INEGI, los partidos políticos ocuparon el último lugar de confianza con el 27% y 24% respectivamente. Dentro de los vigentes, el PRI es el de mayor desprestigio: 68% no votaría por ellos.

Entre las causas del desprestigio de las instituciones políticas, la principal es la corrupción, seguida de la falta de democracia interna y la ausencia de pluralidad (¿les suena?).

Al respecto, Latinobarómetro sentencia: “La corrupción tuerce el poder del voto al intervenir en las campañas electorales con enormes sumas de dinero y provoca una competencia desleal. La corrupción del poder a nivel presidencial es una forma brutal de minar las bases de la democracia, porque lleva a la presidencia a personas que sin esos fondos ilícitos no lo habrían logrado”.

Por lo tanto, resulta preocupante escuchar a los abanderados del Frente Amplio (cada vez más estrecho) por México enaltecer el método clientelar del PRI utilizado en el reciente proceso electoral de Coahuila, a sabiendas de que es un método basado en la corrupción del voto.

El uso de enormes sumas de dinero para coaccionar el sufragio a favor del PRI circuló antes y durante la jornada electoral. Incluso, después del triunfo premiaron con sobres de dinero a sus operadores, y a su clientela con eventos masivos amenizados por grupos musicales populares.

Resaltan en el informe diversas actitudes de apoyo ciudadano al populismo. Dentro de ellas se encuentra el estar a favor del control presidencial de los medios de comunicación en caso de dificultades –sin precisar el tipo y grado de las mismas–, en donde México ocupa el segundo lugar con el 48% de aprobación de tal hipótesis.

De igual manera, existe un 56% de mexicanos a los que no les importaría que un gobierno no democrático llegara al poder, siempre y cuando atendiera y resolviera los problemas.

De las actitudes a favor del autoritarismo, resulta preocupante que 61% de la población mexicana aprobaría un escenario de golpe de Estado y que el 42% favorecería un gobierno militar, en contraste con el 52% que no lo haría bajo ninguna circunstancia.

Así las cosas. Con 23 gobiernos estatales, una alta popularidad del presidente –a pesar de todos sus excesos, errores y una actitud claramente autoritaria y populista–, unas fuerzas armadas fortalecidas y una oposición venida a menos y sin credibilidad, se ve cuesta arriba que se logre la alternancia este 2024.

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros