En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

¿Cuántos y quiénes votan en México? (parte 3 de 3)

quienes votan en mexico

Con esta entrega finalizamos el análisis de los perfiles del electorado realizados por el INE y la organización Latinobarómetro. Seguramente, los equipos de cada candidato tendrán información más detallada y a profundidad del electorado en la cual sustentarán sus propuestas.

En cuanto a los perfiles delineados por Latinobarómetro con relación al sistema de preferencia para elegir gobernantes, el 35% de los ciudadanos mexicanos prefiere un sistema democrático a uno autoritario: 33% las mujeres y el 38% los hombres.

La indiferencia de los mexicanos entre ser gobernados por un demócrata o un autoritario creció en los últimos tres años; actualmente, el 28% manifestó no importarles quién gobierne siempre y cuando solucione los problemas. En este conjunto de mexicanos se invierte la tendencia, pues las mujeres son mayoría con 29%, sobre el 26% de los hombres.

De este modo, lo más grave en nuestro país es el crecimiento de la preferencia por gobiernos autoritarios. Sin perjuicio de los 30 millones de 2018, 33% de los mexicanos así lo manifestaron y, en este grupo, la proporción a favor entre hombres y mujeres es equitativa.

Como ya mencionamos, los jóvenes son los más dados a no participar, electoralmente hablando; una razón es que son el segmento más indiferente al sistema de gobierno (31.5% así lo manifestaron). Del mismo modo, son quienes actualmente más apoyan un sistema autoritario (37%, ante el 29% de los mayores de 40 años).

La educación es un factor determinante en el apoyo a la democracia: el 50% con estudios superiores lo prefieren ante cualquier otro. Mientras tanto, 20% son indiferentes al tipo de sistema y 30% apoyaría un gobierno autoritario.

Entre aquellos con educación básica (primaria y secundaria), 40% apoyan la democracia, mientras que al 31% le es indiferente el sistema de gobierno y el 33% manifestó su apoyo a un régimen autoritario.

En cuanto al estrato social, son los ciudadanos de clase media quienes, en mayor porcentaje, están a favor de la democracia (39%), siendo la clase alta la de menor apoyo (27%) y la más indiferente con 37%. Mientras tanto, la clase baja apoya en un 34% y es indiferente en un 31%. A la par, el apoyo a un régimen autoritario es de 33% en todos los estratos sociales.

Tal es el universo de votantes y algunas características relacionadas con su participación electoral, así como su postura frente a un sistema de gobierno. Como sea, falta mucho por estudiar para delinear un perfil, el cual debe ser realizado a nivel municipal y de ahí ir subiendo a lo distrital, regional, estatal y nacional.

El PANORAMA HACIA 2024

Como puede apreciarse, la democracia pierde terreno y, si bien es cierto que la candidata de Morena está arriba en las encuestas en este momento, también lo es que tiene poco margen de crecimiento y no se espera repunte en el ánimo del electorado debido a su precario o nulo carisma.

Igualmente, si hay que reconocer que al presidente López Obrador la oposición le ha hecho lo que al viento a Juárez, siempre habrá que recordar que no estará en la boleta. 

Otro factor son los desencuentros hacia el interior de Morena y sus satélites para elegir sus candidatos; en cada estado y municipio se vive una batalla en la que se ha demostrado una vez más la falta de oficio político para resolver los conflictos generados por su sistema antidemocrático de elegir candidatos.

La oposición debe encontrar las razones y causas que generen esperanza en aquellos indecisos e insatisfechos, sin descuidar quienes hoy se arrepientes de haber votado por López Obrador.

La apuesta no debe dirigirse a la polarización (en ese terreno están perdidos). El desprestigio de los partidos integrantes del Frente Amplio por México (FAM) es mucho: 68% no votaría por el PRI ni 51% por el PAN. 

La tarea no es fácil pero tampoco imposible. Como diría la canción de Annie, “seguro que hay sol mañana”.

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros