En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Mi sobrino me enseñó lo que es el aprendizaje significativo

aprendizaje significativo

Matías, mi sobrino de 6 años, me acompañó hace días a mi caminata nocturna. Es enriquecedor entablar conversación con la curiosidad, el asombro y una mente donde todas las fantasías son posibles, donde los razonamientos pueden sorprender; después de la primera vuelta inició un diálogo como éste:

M: Tía Tín, ¿tú qué quieres ver? 

C: ¿Cómo? ¿De qué?

M: Así del agua, o del tiempo, o del mundo. ¿A ti qué te gustaría?  A mí los dinosaurios, un T-rex.

C: ¡Ah, de eso! Ay, me gustaría ver el espacio; imagínate ver eso.

M: Sí, a mí también me gustaría ver el espacio. ¿Qué planeta te gusta más?

C: Júpiter, me encanta Júpiter. 

M: ¿Por qué te gusta? 

C: Porque es muy precioso, brilla muy bonito y tiene muchas lunas.

M: ¿Y cómo sabes cómo es si no lo has visto?

C: Ah, sí lo he visto. Lo he visto en un telescopio. Mira, Mati, ¿ya viste?

M: Sí (los dos volteamos a un punto brillante en el cielo).

C: ¿Qué es?

M: Un planeta.

C: Sí, yo creo que es Venus.

M: ¿Y cómo sabes cuál es?

C: Ah, pues por la época del año.

M: Sí, pero no tienes un telescopio.

La charla continuó y, entre darme a entender, no decir cosas incorrectas y satisfacer sus dudas, sentí lo que los maestros pueden llegar a vivir. Esta conversación es un claro ejemplo de algo que en pedagogía llaman aprendizaje significativo: que los conocimientos nuevos conecten con algunos ya existentes, dando significado y permanencia a estos mismos aprendizajes para que estén a la disposición de quien aprende.

Te puedes interesar "La protección mágica del vínculo materno".

Establecer esta forma de aprendizaje de manera organizada y metodológica en las aulas está siendo una herramienta que los docentes buscan cada vez más. Logrando con esto revolucionar la forma de enseñar otorgando al estudiante un sinfín de posibilidades de autoaprendizaje desde sus capacidades.

La función de un docente frente a grupo es una labor titánica que le demanda no sólo el conocimiento, sino la empatía, actitud y profesionalismo para lograr imprimir conocimientos trascendentes en sus pupilos y sus familias. 

Por eso, mi reconocimiento a quienes hacen posible el cambio ya no sólo desde un escritorio, porque afortunadamente cada vez más los maestros enseñan bailando, cantando, tirados en el piso, riendo, inventando, jugando y buscando múltiples herramientas para que el aprendizaje pueda suceder. Por todo eso, inmensas gracias.

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros