En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Docencia y redes sociales

docencia y redes sociales

Como docentes buscamos siempre la atención de nuestro estudiantado, preparamos la clase dinámica y atractiva donde se abra el diálogo. Nuestros retos se han modificado, estamos frente a mentes ansiosas por tener conexión a redes sintiendo la gratificación instantánea.

Para las nuevas generaciones de estudiantes es más importante sumar “me gusta” y seguidores que presentar buenas notas y avanzar en su preparación escolar, lo cual abre un nuevo camino de interrogantes sobre cómo conectar con los chicos y seducir a mentas ávidas de aprendizaje que sin embargo pueden tornarse reacias a elegir procesos que tomen tiempo.

La educación significativa requiere de experimentación sensorial y observación detenida, validando emociones y verificando en grupo los conocimientos adquiridos.

Hoy en día el “escaparatismo digital” tiene la finalidad de atraer la atención en cuestión de segundos antes de que el usuario continúe su desplazamiento por las redes, actividad antagónica a la relación estudiante-docente, donde la conexión requiere de mucho más tiempo.

Otro reto es la pobreza de vocabulario, pues han crecido en medio de “stickers” digitales y emoticones, sin olvidar las abreviaturas creadas por la sociedad, tendencias que han mermado significativamente la comunicación interpersonal. La parte docente tiene la tarea no sólo de fomentar el aprendizaje, sino de lograr que el alumnado exprese sus ideas en forma correcta y coherente.

La imaginación parece ser un elemento que se ha quedado en el olvido; cada día las oportunidades para desarrollarla están siendo minimizadas por accesos digitales que detienen la habilidad para imaginar y crear.

La persona docente adquiere la llave para conectar con sus estudiantes al mostrar empatía y atención, elementos casi ausentes en dichas generaciones, pues desde edad temprana se les entretiene con una pantalla; la atención personalizada ha sido relevada por inteligencia artificial, el aburrimiento que lleva a la imaginación se ha intercambiado por cansancio visual y agotamiento mental tras la alta exposición a redes.

Crear retos prácticos auxilia la conexión con el alumnado, pues les prevalece en la necesidad de cuestionar el uso de cada conocimiento, siendo un tiempo perfecto para ayudar a desarrollar esa sensibilidad que abre la empatía, el asombro y la conexión con la naturaleza en medio de un mundo digitalizado, sin dejar de lado la seguridad en sí mismos.

Una persona docente conecta al estudiante con su yo interno al elegir actividades cotidianas y tan simples como el cuidado personal y del entorno. Infantes y jóvenes encuentran cualquier información en un “click”; sin embargo, necesitan saber cómo gestionar sus emociones, fortalecer la voluntad, resolver problemas cotidianos y prácticos, todos ellos con la presencia de la paciencia.

Algo tan simple como una libreta y una pluma puede ser las herramientas que devuelvan al alma el regalo de sentirse plenamente conscientes de la importancia de prepararse para la vida.

Desde la docencia se transmite alegría frente al grupo. Quien está al frente tiene la más alta probabilidad de salir triunfante, con la satisfacción de conectar con cada estudiante y abrir el corazón de personas reales y deseosas de una verdadera atención.

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros