En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Vivir en la calle en Estados Unidos

calle en estados unidos

El “sueño americano” vive en la mente de miles de latinos que desean llegar a tierras estadunidenses para alcanzar mejor nivel de vida y de paso ayudar a sus familias. Sin embargo, no todo es miel y dulzura en estas tierras.

Hace más de una década, ciudades como San Francisco destacaban por los homeless (personas sin hogar) que deambulaban por áreas turísticas.

Hoy este problema social va en aumento. En los centros de centro de ciudades como Seattle, Portland y San Francisco, cualquier área verde y banqueta sirve para crear asentamientos de casas de campaña. Son parte del paisaje los carritos de supermercados llenos de artículos, las lonas cubriendo sus hogares temporales. 

Según los datos en 2022 del Departamento estadunidense de Vivienda y Desarrollo Social, en el país hay 582 mil personas en situación de calle (concentrándose cerca del 20% en California) y sólo el 40% de ellas vive en refugios proporcionados por instituciones o gobierno. Del total, cerca del 24% se identifican como hispanas o latinas, población que, del 2020 a la fecha del censo, incrementó 8% en los refugios y 16% en las calles; es decir que en esos dos años (identificables como el periodo de pandemia) 8’513 personas hispanas más se sumaron al medio millón de estadunidenses en situación de calle.

 

vivir en la calle

Es imposible quedarse indiferente ante sus rostros apagados, su cabello enmarañado, su mirada vacía, cada una de esas personas dejó de lado a su familia, amigos, sueños y objetivos. Al toparse con ellas, se despiertan diferentes sentimientos: miedo, tristeza y hasta enojo.

El miedo en la población esquiva las áreas sobrepobladas de homeless, afectando comercios y áreas residenciales. En contraste, el vacío y la desesperanza de quienes no viven el “sueño americano”, sino una pesadilla en medio de una lucha diaria por sobrevivir sin una vivienda y con muchas más carencias y necesidades. 

El país de las oportunidades no deja espacio para deber la renta. A quienes deben los desalojan y etiquetan como morosos, lo cual les impide volver a alquilar; sólo queda la opción de pagar hoteles de bajo costo, esos de mala muerte; de ahí pasan a vivir en sus autos y hasta a terminar deambulado de un lado a otro. 

La vida en Estados Unidos no es barata ni fácil, sobre todo si de vivienda se trata; esto obliga a tener dobles jornadas laborales, y en ocasiones ni así es suficiente.

La violencia intrafamiliar también orilla a muchos jóvenes a huir de sus hogares y envolverse en el mundo de las drogas. Su vida fluctúa entre la calle y la cárcel, de manera que vivir sin hogar representa enormes riesgos de violencia y robo entre ellos mismos.

Las inclemencias climáticas son un agravante, pero ni así se detiene el crecimiento de esta minoría. Tras años en las calles, algunos no aceptan ayuda para reincorporarse a una vida estable, otros se pierden en su propio mundo debido a sustancias tóxicas. Sin embargo, hay quienes esperan una oportunidad para salir de las calles.

La población va en aumento y con ello los retos sociales; las demandas crecen y la ayuda consciente y real no es suficiente. Afortunadamente existen diversas organizaciones sin fines de lucro y religiosas que hacen su parte; reparten comida y artículos personales entre el grupo de este sector, se acercan a ellos tratando de ayudarlos a salir de la calle; cuando alguno de ellos lo logra, se convierte en un importante eslabón para ayudar a sus antiguos camaradas a despertar de esa amarga realidad.

vivir en la calle

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros