En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

La familia Maya y el prodigioso mezcal de Miahuatlán, Oaxaca

mezcal de miahuatlán

Cuando en Oaxaca conocí el mezcal de Miahuatlán fue uno de los mejores momentos de mi vida. Hasta ese momento sólo había tomado puro mezcal de Matatlán y, aunque no tengo nada en contra de los destilados de la cuna del mezcal oaxaqueño, el panorama que me abrió Miahuatlán sensorialmente ha impactado y permeado por siempre en la manera en que disfruto y saboreo desde el terruño hasta el mismo alcohol, que regala notas que me permiten sumergirme por completo en el valor histórico de cada destilado. 

Por siempre estaré agradecida con todas las familias miahuatlecas y hoy contaré la historia de cómo llegué a Miahuatlán por primera vez:

Era el 2013 y buscaba desesperadamente en Oaxaca un mezcal que pudiera ofrecer en el bar que estaba por abrir en Torreón. Aunque ya había visitado mezcalerías y había ido a Matatlán, Tlacolula, Ocotlán, Mitla, buscaba dos cosas:  

  1. que pudieran mandármelo a Torreón por paquetería, cosa que muchos no estaban y aún no están dispuestos a hacer, 
  2. y que trabajaran más de 5 variedades de maguey. 

Aunque probé bebidas maravillosas, por alguna u otra cosa no pegaba la cosa. Sin carro para ir a las mixtecas y sin tiempo para ir a Sola de Vega, por “ai” el novio de una conocida me había mencionado que los lunes había mercado en Miahuatlán y que muchos maestros bajan a vender su mezcal. Decidí lanzarme, por qué no, ingenuamente sin saber lo enorme y espectacular que es el mercado de Miahuatlán. 

Vaya locura que es un lunes de mercado. Aun 10 años después sigo descubriendo calles nuevas, frutas nuevas y excelentes puestos de comida y quesos. Como en todo, había gente vendiendo mezcal rebajado y sin rebajar, pero algo me decía que siguiera buscando. 

Al recorrer una calle que te lleva de subida hasta una explanada, me topé con una mujer probablemente de mi edad o incluso menor que yo, con una pequeña mesa y varias botellas de vidrio. Sus ojos cafés intensos, expresivos y sonrientes me dieron curiosidad. La saludo y le pregunto si tiene diferentes variedades de mezcales y, qué sorpresa, tenía Espadín, Arroqueño, Madre Cuixhe, Cuixhe, Tobalá, Mexicano, pulquero, barril, Belatove. ¡Qué emoción! Esos nombres que nunca había escuchado se taladraron en mi psique mezcalera. 

Rápidamente le pido una prueba del Madre Cuixhe, que nunca había probado, y, al darle un sorbo a la copita, la química de mi cerebro cambió por completo; el sabor a tierra o piedra mojada inunda mi paladar, una imagen de un campo verde recién llovido se asoma y explosiones de cítricos y café tostado terminan el trago que acaba de ofrecerme Verito Maya, esposa de Chano Maya y madre de los 4 hijos Maya Maya. 

Eran las 4 de la tarde en un municipio que acababa de conocer y sin embargo mi sensatez se fugó con mi sobriedad y pedí fervientemente si podía llevarme a su palenque. Quería visitar el lugar de donde sacaron tremendo mezcal y apalabrar un negocio que después de 10 años continúa. 

Los mezcales que probé en esa ocasión se sacan de una sola destilación. Poco o nada sabía yo en ese entonces que casi nadie en todo México produce de esa manera y que estaba probando uno de los mezcales más raros que me he encontrado en mis andanzas: fuerte, rudo, seco, con notas a fermento, petricor, amargos; son notas que pocos mezcales regalan. 
Todavía son destilados por el patriarca Venancio, suegro de Vero, hoy señor de 85 años que sigue vendiendo mezcal en su casa en la entrada de San Luis, con el palenque a un lado y listo para regalarte mezcal guardado en vidrio por años. Son postales que todo amante del mezcal debe vivir al menos una vez en su vida. 

Más de Adriana Osorno Sarabia

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros