En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Santos Laguna y la elección presidencial

santos laguna

La torta bajo el brazo de la elección presidencial 

En 2012, año en el que Enrique Peña Nieto fue electo presidente de México, Santos Laguna ganó su cuarto campeonato de liga, frente a los Rayados del Monterrey y con un marcador global de 3 goles por 2. El entrenador era Benjamín Galindo y el equipo tenía figuras como Darwin Quintero, Oswaldo Sánchez y Oribe Peralta.

Seis años más tarde, en el torneo de Clausura 2018, Santos Laguna volvió a campeonar, ahora bajo la tutela del técnico uruguayo Robert Dante Siboldi y frente al Toluca de Hernán Cristante, con un marcador global idéntico al de seis años atrás, 3 goles por 2.

Ese año de 2018, Santos venía de un mal momento deportivo. Truncó el proyecto deportivo de José Manuel De la Torre y resolvió contratando como entrenador interino a su director de fuerzas básicas, Dante Siboldi. 

Después de unos cuantos partidos, el entrenador uruguayo fue refrendado como técnico de la institución y con un juego pragmático, de contragolpe y buena defensa, ganó el sexto título de liga en el Estadio Nemesio Díez de la capital del Estado de México.

Hoy, Santos Laguna vive una crisis deportiva similar a la que precedió a su último campeonato. Pablo Repetto fue despedido y llegó al rescate Ignacio Ambriz, entrenador mexicano que cuenta con un título de liga con el León, una Concacaf con el América y una Copa Mx con el Necaxa.

Ambriz tiende a ser un entrenador que no dura mucho en sus equipos, siendo el León la única excepción, con tres años al frente. Precisamente en el conjunto esmeralda, Ambriz logró su mejor juego de conjunto.

Santos Laguna, en este arranque de campeonato y a expensas de lo que suceda en el encuentro contra los Pumas del fin de semana, apenas suma una victoria, más un empate y cuatro derrotas. El desempeño del equipo ha sido más que malo. La distancia entre la afición y la cancha es gigantesca. Hoy el público ya no llena el estadio. El equipo lagunero vive días oscuros por el agresivo modelo de negocio de sus dueños.

Nacho Ambriz prometió, durante su presentación, que trabajará para devolver al equipo el sello que tenía cuando jugaba en el viejo Estadio Corona, cuando la afición reventaba las tribunas, no dejaba de cantar y se vivía toda una fiesta alrededor del futbol.

El deporte en La Laguna es un elemento identitario y de unión de los laguneros. La juventud de la región hace que los símbolos locales sean representados en una cancha de futbol, o de beisbol o hasta en una duela de baloncesto.

Santos Laguna tiene una deuda enorme con la afición, con la región y hasta con los contribuyentes que, sin saberlo, aportan dinero de sus impuestos para que el club pueda operar con comodidad en la región lagunera.

Nacho Ambriz ya detectó que los aficionados están molestos. La directiva sabe que su credibilidad está en juego. En las manos de la actual plantilla y su cuerpo técnico está hacer honor al patrón que inició en 2012 y continúo en 2018: la torta bajo el brazo de la elección presidencial es un campeonato para Santos Laguna.

Más de Jorge Enrique Espejel Lomas

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros