En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.

Buscar

one gasolinera
one gasolinera

La esperanza de Juan Brittingham

julio 18, 2023
Juan Brittingham

Los vestigios de la antigua Compañía Industrial Jabonera de la Laguna siguen presentes en la ciudad de Gómez Palacio, cercanos a las vías del ferrocarril y a las dos viejas estaciones. Pero, ¿cuántas personas son conscientes del legado de John Francis Clemens Brittingham? 

Ante las bellas áreas verdes y la moderna arquitectura del Museo del Acertijo en Gómez Palacio, contrastan los restos de lo que alguna vez fue la compañía del señor Brittingham. Fácilmente podemos imaginarnos su grandeza al observar la distribución de las ruinas y al mismo empresario que caminó por dichos pasillos y dejó su huella en la Laguna.

Para quienes no lo conocen, John F. Brittingham (Juan Francisco para los compas) era un empresario proveniente de Estados Unidos que encontró favorable la Comarca Lagunera para su desarrollo. El empresario no sólo pudo desenvolverse de forma económica sino también humanista, pues, en libros de historia y hasta en artículos de economía sobre el desarrollo del noreste de México, a Juan Brittingham se le recuerda como un benefactor y activo personaje en la agenda de la región.

Juan Brittingham

Podríamos hablar de cómo su compañía jabonera, La Esperanza, potencializó el eje empresarial Chihuahua-Laguna-Monterrey en lo que respecta a la historia de capitales norteños en rubros como minería, ganadería, agricultura, etc. O podemos hablar sobre cómo el Sr. Brittingham y sus habilidades de banquero fueron parte de la fundación del Banco de la Laguna, así como de su contribución en la actividad cementera de México. Y la lista sigue.

Sin embargo, aquí en esta columna quiero evidenciar, querido lector, la huella del Sr. Brittingham en nuestras calles, parques, bibliotecas y museos. No es en vano llamarlo humanista. Su cosmovisión del mundo, aunada a su cualidad de ahorro e inversión, además de su interés en reforzar lazos de amistad para colaborar de forma ciudadana y en pro a los laguneros, son atributos que ahora dan presencia, en muchas formas, al legado de Brittingham en la región.

La Laguna puso el nombre de Juan Brittingham en sus calles; una en la colonia Ciudad Industrial y otra en la colonia Los Ángeles, ambas de Torreón. Y la biblioteca pública, dentro del Parque La Esperanza en Gómez Palacio, lleva su nombre.

Por otro lado, fue socio fundador y vicepresidente del Casino de la Laguna, hoy Museo Arocena; donó para la construcción de la Catedral de Santa María de Guadalupe en Gómez Palacio (de la que ya hablamos en esta columna), así como aportó para edificar escuelas, entre muchas otras obras beneficio social. Adicionalmente, su compañía tenía un estadio de beisbol para impulsar el deporte y actividades recreativas hacia sus trabajadores y familias. 

Juan Brittingham es sólo uno de los tantos laguneros por adopción que vieron en la Comarca Lagunera un hogar y, sin saberlo, fueron un elemento determinante en la historia regional y nacional, en las memorias y causas sociales de los laguneros que hoy caminan con nostalgia y recuerdan esa Laguna construida por su gente.

Hay calles, placas conmemorativas, teatros, escuelas y muchos otros elementos públicos de aquellos empresarios que, como Brittingham, dejaron huella y contribuyeron en la unión de nuestra comunidad. Sí, por supuesto que tenían intereses económicos personales, pero pudieron haber elegido erigir sus compañías en otra parte o no contribuir al bienestar de la región más allá de lo necesario para su propio negocio.

¿Qué pasa hoy con los empresarios en la Laguna? ¿Cuáles son las causas sociales por las que hoy se trabaja desde el escritorio de una gran compañía? Yo, hoy te dejo con estas mismas preguntas porque veo una gran diferencia entre la actividad del pasado y el presente. Y, aun así, sin desacreditar a ninguno, tengo esperanza.

Como lo dijo Máximo Décimo de Meridio en la película Gladiador: “Lo que hacemos en vida, tiene un eco en la eternidad”. 

Más de Tania Cobos

1 2 3 5

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

red es poderescaparate

Somos parte de una comunidad de medios laguneros