En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Nuestra biblioteca pública José García de Letona: la resistencia del conocimiento

biblioteca pública José García de Letona

Don Isauro Martínez tenía razón cuando dijo que la cultura de un pueblo se mide por sus teatros y recintos de estudios. Hoy, en una época en la que “pasar un link” es el vehículo más popular de la información, ¿cómo se encuentran estos recintos y qué tan valiosos son?

En la Alameda de Zaragoza de Torreón, en el cruce de las calles Matamoros y Donato Guerra, se alza la obra de 1981 del arquitecto Miguel H. Ruiz, hoy conocida como Biblioteca Municipal José García de Letona. La obra, con la firma del arquitecto en herrería, nos remonta a aquella época que tiene relación con la historia de Torreón, México y el mundo, en la cual La Laguna aún se construía por su gente y para su gente en beneficio social y académico.

biblioteca pública josé garcia de letona

En mi opinión, el espacio de la biblioteca y sus alrededores es un mensaje de poder y conocimiento. Es un mundo que persiste con la presencia de la literatura en la vida pública y cotidiana, coexistiendo con las casonas, puestos de comida, bares y actividades que van desde el skateboard y el ciclismo hasta el mero acceso al wifi.

Revisemos su historia. El nombre del recinto se debe a un personaje local, un abogado y profesor que promovió la construcción de la escuela Centenario, una de las primeras instituciones de educación que sería inaugurada durante la celebración del centenario de la independencia y elevación de la villa del Torreón a ciudad. 

La biblioteca fue inaugurada en el 16 de septiembre de 1945, durante el auge de escuelas, preparatorias y universidades que crecían junto con el desarrollo económico de la ciudad de Torreón y el fin de la Segunda Guerra Mundial. La necesidad de un espacio de lectura y aprendizaje era evidente, ya que la biblioteca pública era un pequeño cuarto de 7x4 metros en la presidencia municipal.

biblioteca pública José García de Letona

Fue gracias a todo un grupo ciudadano, en conjunto con el ayuntamiento de ese entonces, que se construyó la primera versión de la biblioteca José García de Letona, autoría del arquitecto Luis Prieto y Souza (autor también de nuestro Palacio Federal) y que albergaba dos mil títulos disponibles para cualquier estudiante y habitante de la Laguna. Este acervo no sólo fue donado por quienes gestaron la nueva biblioteca, sino también por comunidades ciudadanas que aportaron al beneficio público desde sus propios libreros. 

Hay un contraste en los eventos que giran en torno al origen de esta biblioteca y que dejan un mensaje muy claro sobre el valor de la misma. Mientras en Torreón recién se establecía la Presidencia Municipal con un espacio pensado para la lectura pública y se fraguaba el camino hacia una biblioteca municipal mucho más grande, en 1923 (un año después) Hitler cometía en Múnich el fallido golpe de Estado a la República de Weimar; diez años después detonaría el nazismo y provocaría la quema masiva de libros (además de los aberrantes crímenes de lesa humanidad), orquestada por el ministro Goebbels y las ligas nacionalistas de estudiantes. 

Hace 78 años, la ciudadanía de Torreón se unió para fundar la Biblioteca Municipal José García de Letona y poder tener un mucho mayor acceso público a la lectura. 

Tanto la quema de libros bajo el Tercer Reich, como la construcción de una biblioteca pública en Torreón llevan una idea inegable: la cultura le da conocimiento y poder a la sociedad. Claro, durante el Tercer Reich se buscaba otra cultura, pero sabían el poder de tal conocimiento.  

Hace 101 años Torreón comenzó a disfrutar de la lectura y el conocimiento de manera pública desde aquel cuarto en la presidencia municipal de 1922, para que hace 78 años se fundara la biblioteca García de Letona a la par del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Mientras se quemaban ideas al otro lado del mundo, en Torreón Pablo C. Moreno, Antonio de Juambelz y Jesús Ma. del Bosque, acompañados de la comunidad torreonense, donaron libros para alimentar el acervo de la biblioteca, recopilando un total de 12 mil títulos, que después se convertirían en 24 mil.

En 1981 el edificio fue renovado, como ahora lo conocemos, con una obra del arquitecto Miguel H. Ruiz Castro.

biblioteca pública José García de Letona 2

¿Qué ofrece hoy la biblioteca José García de Letona? 

La principal biblioteca pública de Torreón ofrece un acervo de 15,557 títulos, (lamentablemente, es notable la reducción), con servicio de consulta y préstamo de hasta tres libros; todo en físico, nada en digital. Adicionalmente, la hemeroteca está conformada por una colección de diarios de El Siglo de Torreón y Milenio La Opinión Laguna; el primero desde 1915 y el segundo desde los años 70s.

Nuestra biblioteca

Debemos sentir orgullo por tener un recinto como la biblioteca García de Letona; ya sea grande o pequeña, no muchas ciudades poseen un espacio así, con una historia así. Me parece lamentable que sea visitada por tan poca gente, cuando alrededor la concurrencia es sumamente vasta, específicamente en bares y cantinas. 

Sobre el internet y los enlaces de información, no son malos vehículos de aprendizaje, pero, pienso yo, un libro siempre llevará esa carga mucho más simbólica. Un libro, a diferencia de un celular, llama más la atención cuando aprecias la portada y entiendes lo que podría estar pasando entre el texto y quien lo lee: un sin fin de ideas creciendo en la mente de alguien que podría mover el mundo. Por eso es más trascendental quemar libros que celulares. 

Aún queda un gran camino por recorrer y espero que la transformación de la ciudad y la región se encamine a reflejar el crecimiento de la cultura y el conocimiento. Ya lo dijo Don Isauro: “Ciudad que hace ostentación de sus muchas y grandes cantinas, sólo exhibe su vicio y demuestra la falta de encauzamiento educativo que están reclamando sus habitantes”.

Más de Tania Cobos

1 2 3 5

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros