En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

El amor y la discapacidad (segunda parte)

discapacidad

Cuando dos personas con discapacidad deciden reproducirse, nace la incógnita de si esta condición es también reproducible. Para saber esto, primero abordemos algunos aspectos necesarios para entrar en tema.

Hablemos primeramente sobre cómo se clasifica la discapacidad, recordando que el transitar por una no significa una incapacidad total de todas las habilidades del ser humano. Una discapacidad puede ser adquirida, genética o idiopática. 

Las discapacidades adquiridas son aquellas con las que el individuo no nace. Se pueden adquirir desde la formación del feto hasta la edad adulta. Entre estas están la causadas por infecciones intrauterinas (como la sordera causada porque la madre se infecta de rubeola), por complicaciones durante el parto o por traumatismos (como la falta de movilidad en las piernas por lesiones en la médula, por mencionar otro ejemplo). 

Las discapacidades de orden genético corresponden a alguna alteración desde la concepción, tales como el síndrome de Down o las que son hereditarias, como las distrofias musculares. 

En tercer lugar, tenemos las discapacidades cuyo origen se clasifica como idiopático; es decir, que no tienen un origen certero y que incluso pueden corresponder a múltiples factores (idios = propio, particular; pathos = padecimiento; un padecimiento con causas muy particulares).

Sabiendo esto, podemos ya informar que las enfermedades o síndromes de origen genético que causan una discapacidad tienen mayor probabilidad de trasmitirse a la progenie. Algunas son ligadas al sexo, es decir, que el hombre la trasmite, pero es la mujer quien la manifiesta, o viceversa. 

Cuando la discapacidad es adquirida, los riesgos e implicaciones pueden estar en que la gestación o reproducción esté condicionada a la discapacidad misma; por ejemplo, cuando la mujer embarazada se desplaza en una silla de ruedas.

Pero veamos, una relación erótico-afectiva no implica necesariamente reproducción. Una relación amorosa entre dos personas no debe tener como única finalidad la reproducción, eso está claro. Creo que también estamos de acuerdo en que toda persona tiene el derecho de nacer en un lugar seguro, donde se le provea cuidados de calidad; sabemos que la crianza responsable demanda solvencia económica y un compromiso socioemocional muy grande, que desafortunadamente no todas las personas con discapacidad pueden brindar. La discapacidad no limita emociones ni sentimientos, pero sí se depende de un grado de conciencia para poder relacionarse de manera sana y constructiva.  

¿Tú que opinión informada tienes sobre este tema?  Te leo en los comentarios.

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros