En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

¿Cómo incluimos a infantes con discapacidad en el aula regular? (segunda mitad)

discapacidad en el aula

En el artículo anterior hablé un poco de cómo sucede el proceso de inclusión de infantes con discapacidad en el sistema educativo regular. Quiero retomar el tema señalando que, si en algún caso la educación regular no es la mejor opción, esa persona no se quedará sin atención escolar.

Existen las escuelas de educación especial, llamadas Centros de Atención Múltiple, CAM. Estos centros están diseñados para atender a la población con discapacidad severa o múltiple, a las que su condición o situación actual no les permite ingresar a una escuela regular o cuando después de haber cursado algunos ciclos escolares, la escuela regular se les ha vuelto una barrera para seguir desarrollando habilidades y aprendizajes. 

La estructura de los CAM es como la de cualquier escuela: tienen salones, patio, horarios de entrada y salida, uniformes, y se realizan honores a la bandera y todas las actividades que corresponde a una escuela. La variante es que en el mismo edificio se encuentra el prescolar y la primaria, además de contar con el servicio de educación inicial, en donde se aceptan niños desde 30 días de nacidos, siempre y cuando ya cuenten con un diagnóstico médico de discapacidad. Así que no te preocupes, las posibilidades de que un niño o niña con discapacidad sea atendido de manera eficiente y eficaz son una realidad tangible.

Actualmente colaboro en el nivel de educación especial en un centro como estos, pero en algún momento he sido también asesora en estos procesos de inclusión de estudiantes con alteraciones motrices que están en escuelas regulares. Así que, desde mi experiencia, aquí les van algunos aspectos a tener en cuenta en estos casos:

1.- La infraestructura física del plantel. Que haya rampas para el acceso al plantel y a los demás espacios de la escuela, como sala de cómputo, biblioteca y sobre todo baños. Evaluar si el desplazamiento por estos espacios es adecuado y seguro.

2.- La accesibilidad a la escritura. Si el alumno o alumna escribe lento o se le complica mucho por razones físicas, hay un montón de dispositivos móviles que pueden servir o en su defecto que otro compañero haga las anotaciones. Si puede acceder intelectualmente a la lectura, convendría valorar la necesidad de escribir.

3.- Los momentos de educación física.  Existen muchas actividades que se pueden modificar, la solución no es que el alumno en silla de ruedas (por poner un ejemplo) haga otra actividad mientras es clase de educación física. Una opción es que la actividad para el alumno sin discapacidad sea más compleja. O bien, entre todo el grupo diseñar una actividad donde el alumno con trastorno motor (TM) tenga participación.

4.- El alumno o alumna sombra. Buscar que otro compañero o compañera de la clase asista al alumno con trastorno motor y que este papel se rote entre los compañeros de la clase. Obviamente dependerá del grado escolar y la estrategia debe ser guiada por el docente. Recordemos que la inclusión es una acción que aporta a todos y todas.

Si necesitas más orientación respecto al tema, me puedes contactar por mis redes sociales y con gusto te comparto más sobre mi aprendizaje en todo este tiempo. 

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros