En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

¿Te duele la espalda?

te duele la espalda

Qué común es escuchar a alguien decir que le duele la espalda, que la trae llena de “bolas”, o que durmió chueco, o que anda “adolorido”. Como fisioterapeuta, a mí me duele que estas molestias sean tan comunes. 

¿Qué es eso que sentimos como bolas o piedras debajo de la piel, en los músculos; esos dolores que se intensifican si pasamos la mano sobre el punto y preferimos dejar que desaparezcan solos antes que buscar atenderlos?

En fisioterapia estos dolores los conocemos como contracturas, que no son otra cosa que músculos contraídos y tensos que impiden o dificultan la movilidad de una articulación.

En otra publicación te conté que los músculos están compuestos por fibras con capacidad elástica. Cuando hay mucha tensión al permanecer en determinada postura o cuando hacemos una acción de forma repetitiva, estas fibras pueden llegar a tensarse y contraerse. 

Por ejemplo, cuando duramos mucho tiempo sentados frente a un escritorio, la zona muscular del cuello y espalda alta suelen ser las más afectadas, a comparación de un chofer de cualquier transporte que generalmente mantiene la espalda baja con una gran tensión y muchas veces presenta dolor al realizar actividades distintas a las cotidianas. En estos ejemplos las contracturas pueden ser pequeñas, aunque presentes de forma crónica, siendo más severas y grandes si son el resultado de una caída o accidente y por consiguiente de un dolor más agudo.

Sea frente al volante o frente al escritorio, las contracturas no son el problema principal sino más bien la consecuencia de otro problema cuyo tratamiento y tiempo de atención dependerá de su origen. Te puedo decir que casi todas las personas (si no es que todas en algún momento) hemos tenido contracturas y hemos sufrido sus consecuencias; incluso hemos aprendido a vivir con el dolor o la incomodad que nos causan, pero no, lo ideal es poder movernos libremente y sin dolor. 

Una de las mejores formas de prevenir las contracturas es el movimiento y estiramiento suave: 

  • mover cabeza y cuello en todas las direcciones, 
  • hacer estiramientos cada cuarenta minutos si es que tu jornada frente a un escritorio es de más de cuatro horas, 
  • mover y estirar tus piernas con regularidad por lo menos cada dos horas si tu trabajo implica estar en una sola posición, 
  • ser conscientes de nuestra postura y 
  • practicar alguna actividad física o deporte con regularidad. 

Con estas sencillas acciones contribuyes primero a que no se formen contracturas, pero también a que se mitigue más pronto la que ya tengas. No olvides consultar a una persona especialista cuando el dolor sea mucho y te impida realizar tus actividades cotidianas. 

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros