En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.

Buscar

one gasolinera
one gasolinera

Lucio Zapata Tello: el hombre que encontró la gloria en el infierno

mayo 28, 2024
lucio zapata

Mi vista recorre este lugar, templo al servicio de lo desconocido que hoy momentáneamente se ha convertido en santuario de la fe católica.

Desde la arquitectura de este sitio (en el que se atiende lo mismo al rico que al pobre, al creyente que al ateo), hasta la formación de quienes aquí sirven a la sociedad, están relacionadas con su quehacer.

En mi tristeza silente evoco dos hechos contrastantes: el cuerpo que se despide es el del líder más grande que he conocido, fallecido en un monumento a la desvergüenza erigido en Monterrey: el Hospital de Especialidades No.25 del IMSS.

Lucio Zapata Tello inició en 1955 su carrera como apagafuegos, escaló hasta la comandancia de Bomberos de Nuevo León y tras jubilarse en el 2000 debió trabajar en un taxi. El brillo de existencias como la suya logra desaparecer hasta el negro de la mentira institucionalizada en épocas electorales, donde la manipulación de ilusiones pretende ocultar la realidad desilusionante.

El comandante Lucio Zapata falleció el 22 de mayo en el UMAE, el Hospital de Especialidades No. 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde observé a médicos, enfermeras y pacientes padecer la burla de la expectativa constante de servicios de salud similares a los de Dinamarca.

Cuando lo visité, sólo uno de tres elevadores estaba en servicio, al que nos subimos 15 personas, siendo seis el cupo máximo indicado en su interior. En el cuarto 646 sudé copiosamente al lado de quien agonizaba, observé el esfuerzo de su familia para llevarle con recursos propios un ventilador y se recurrió a mi fuerza para mover al paciente debido a la falta de camilleros.

Pero ni ese ambiente impidió que el personal médico actuara con calidad y sentido humano, ni tampoco opacó los últimos momentos de un hombre que fue mucho más que un héroe, pues mientras los héroes son personajes que surgen en la coyuntura, el comandante Lucio fue una persona que hizo de su deber la práctica cotidiana.

Quizá tengo un reclamo más, ahora contra quien ya no podrá contestarlo: jefe, conocerlo subrayó mi pequeñez y de paso la de muchos que en estas fechas pretenden erigirse en “líderes”. ¿Cuándo seríamos capaces de encabezar grupos humanos como lo hizo usted, sustituyendo el miedo y la amenaza por el motor del ejemplo y de la conciliación?

No todos los muertos son iguales. Unos ingresan al olvido eterno y otros se convierten en recuerdo perenne. Los primeros dejaron en su paso por la vida una huella imperceptible debido a la ligereza de sus actos; los segundos, en cambio, cargaron con tantas buenas acciones que grabaron su tránsito en el ser y hacer de quienes atestiguaron su existencia ejemplar.

Duele mucho saber que murió quien tuvo un corazón tan grande que encontró la gloria en esos infiernos cuyas llamas tienen el poder de derretir el valor de muchos, y cuyo humo negro ciega a quienes reciben órdenes de la vista, en vez del sentido del deber.

Al finalizar el rito de fe, salgo de la Estación Central de Bomberos para acompañarlo en su camino al panteón, sabedor de que ese hombre (a quien nunca le interesó ser reconocido) motiva mi sueño de acercarme siquiera a la altura de la suela de sus zapatos.

Por hoy, espero regresar a casa.

riverayasociados@hotmail.com

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

red es poderescaparate

Somos parte de una comunidad de medios laguneros