En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Un retrato de Xavier López Chabelo

xavier lópez chabelo

Pues ya se murió el mito del eterno Xavier López Chabelo que ni siquiera era el más viejo de su generación, Silvia Pinal le lleva 3 años y todavía vive. A Chabelo lo agarramos de nuestro puerquito en temas de la edad quizá por haber representado a un Peter Pan mexicano por tantos años.

La leyenda falleció a sus 88 recién cumplidos, como consecuencia de un choque séptico provocado por un cuadro de abdomen agudo. El chiste de la muerte de Chabelo que prometía ser un gran evento en la historia mexicana se quemó tan rápido como la santa cremación que le dieron en menos de 48 horas.

Desde luego que, a pesar de todo, el recuerdo de su trabajo permanece y permanecerá, por lo menos, hasta que se muera el último millenial mexicano. 

Si vale o no la pena mantener su retrato vivo ya será decisión de cada quien, pero, como actor documentable sí lo fue, lo es, porque quizá es el único personaje de Televisa que sobrevivió al tsunami de entretenimiento que trajeron las redes sociales, aunque finalmente sucumbiera en diciembre del 2015, cuando su programa se acabó para siempre luego de 47 años de éxito.

La partida de “En Familia con Chabelo” y ahora el fallecimiento de su protagonista significan la despedida de un formato obsoleto, pero desde luego singular. Con este hombre se va una forma de entretenimiento que quizá no volvamos a ver nunca más porque el contenido ya no se consume así.

Las características que definieron “En familia con Chabelo” ya no son la tendencia de consumo de los nuevos usuarios: su periodicidad dominguera, su humor rancio y esa producción surrealista (medio machista) con un protagonista octogenario haciéndola de niño y rodeado de edecanes vistiendo pantalones cortos que regalan autos y otros premios ya no es algo vistoso ni políticamente correcto.

Sobre todo, la ilusión del actor buena onda sólo en cámara ya no funciona. Xavier López Chabelo fue un comediante con doble personalidad. A muchos sorprendía cuando mostraba su ronca voz de adulto y su amarga forma de ser.

El amigo de todos los niños vivió polémicas tan fuertes como aquel presunto acoso sexual que cometió en contra de la actriz Alexandra Beffer, o la falta de atención a la pensión alimenticia de su hija Leslie, a quien nunca reconoció y negó constantemente.

Se sabía que Xavier López Chabelo era de esos actores gritones con su equipo. La misma reputación que presuntamente tienen actores como Russell Crowe, Christian Bale y Sean Penn fue evidenciada en su momento por la periodista Jessica Gil, quien retrató un Chabelo poco amable y más bien regañón e intimidante.

Una historia similar sucedió con las reporteras Paola Rojas y Karina Monroy, quienes se enfrentaron a las respuestas amargas del viejo Xavier López Rodríguez, Chabelo.

López, nacido en Chicago, Illinois, se convirtió en el éxito que fue a partir del 6 de diciembre de 1968 cuando se estrenó su programa dominical que le daría para comer cuantiosamente, ser famoso y ganar dos premios Guinness.

Xavier López Chabelo falleció siendo el actor “que más tiempo ha interpretado un personaje de televisión” (57 años) y por ser “el presentador de un programa televisión para niños con la carrera más larga”, según el premio Guinness que recibió por 44 años de interpretar a su personaje. Ambos reconocimientos los recibiría en 2012.

Chabelo entró en la televisión mexicana en una película de Cantinflas, “Viaje a la luna”, donde por primera vez se vistió como niño y donde seguramente encontraría su fórmula singular para hacer reír y llamar la atención.

El hombre que aportó en gran medida al inflado rating de Televisa en sus años de oro se fue siendo no un parteaguas de nada, pero sí un fenómeno único, quizá representativo del potencial que tuvo esa cadena de televisión para seducir al espectador, para inmiscuirse en la cultura popular e influenciar a las generaciones mediante una ilusión, un personaje artificial producido para la viralidad mediática. Un traje a la medida de un actor con cara de niño y el talento para sostener al mismo personaje por casi 5 décadas.

Más de Editorial Soliradio

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros