En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Así funcionan los hábitos buenos y malos

habitos

Me encanta estar escribiendo para ti nuevamente, te saludo con harto cariño. Si esta es la primera vez que me lees, te invito a que te avientes las entradas anteriores, ya que cada redacción que escribo es parte de una serie y voy acercándome poquito a poquito a mi objetivo: quiero sacudirte, quiero que hagas conciencia para que tengas la motivación de querer cuidar tu salud física (y mental, siempre agrego). 

Pero no sólo quiero que te me motives; la motivación de nada sirve si no sabemos aprovecharla y dirigirla. Por suerte, hay pasos bien claritos y efectivos que podemos emplear para crear “momentum”, que es básicamente hacer uso de la motivación para agarrar vuelo e ir creando hábitos que te ayuden a lograr esos objetivos que tienes, tal vez desde hace años. 

En el artículo pasado te platiqué un poco de ello: todos tenemos hábitos que no nos benefician en lo más mínimo y que queremos cambiar, pero por una u otra razón no podemos. Tú piensas que “así eres”, cuando no; no es que seas un barril sin fondo a la hora de comer, José, Lizeth; no es que tu cuerpo sea alérgico al ejercicio. Es que tu cerebro, esa máquina maravillosa que tienes en la cabeza, aprende de la repetición, creando caminos neuronales que ayudan a simplificar la toma de decisiones. 

Imagínate que cada decisión que tomas es un burrito que va atravesando una vereda; mientras más burritos pasen por la misma vereda, el camino se va haciendo más ancho y fácil de caminar, hasta que llega un punto donde el cerebro lo elige en automático, pensando que te está ayudando a ahorrar tiempo en la toma de decisiones. Para cambiar tus patrones de conducta primero tenemos que hacer bien conscientes dichos patrones, entender a profundidad el daño que pueden traernos a corto, mediano y largo plazo, y sustituirlos por otras acciones que, repetidas durante un tiempo, nos generen nuevos hábitos. 

Mucha gente hace consciencia cuando ya tienen problemas de salud o ya cargan con una enfermedad crónica, cuando ya requieren una cirugía o ya se detestan tanto que no pueden ni verse al espejo, y es hasta entonces cuando deciden buscar soluciones: comienzan a solicitar tratamientos, apoyo, terapia… entrenadora. Nunca es tarde, definitivamente, pero tampoco es necesario que dañes tu salud (en muchos casos de forma irreversible) para que la valores y decidas cuidarla. 

Ok, creo que ya quedó bien clarito para dónde vamos. Ya entendimos que nuestros patrones no están escritos en piedra, que nuestro cerebro es moldeable y que sí podemos cambiar. En la siguiente entrada quiero comenzar a explicarte el cómo. Te abrazo con mucho cariño, ¡nos leemos pronto!

Más de Adriana Puentes Olmos

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros