En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone

12. Al que mejor le quedaba la barbacoa

enero 16, 2024

Los rostros en la calle. Nadie quiere ser paisaje.

-Alejandra Pizarnik

A mi tía Queta. A Luly, Xiomi, Arely, Jani, Wendy y a sus doce criaturas.

Más o menos pasó así. Nos habíamos congregado en el pueblo familiar por la muerte de mi abuela, a inicios de noviembre de 2021. Mi tío Guillermo estaba ya muy avejentado, encorvado, flaco, con poca movilidad y con la vista y el oído aparentemente muy deteriorados. Muy poco se parecía a aquel tío panzón que levantaba el bote de cerveza y entonaba enérgico alguna ranchera con la tambora, al que mostraba las fotos setenteras de sus equipos de futbol, al que mejor le quedaba la barbacoa sinaloense de borrego. Caía bien; era excelente cocinero de pachanga, gritón, gracioso, fiestero (todavía en esa misma congregación familiar del 2021 le alcanzó a responder brillantemente un albur chafa a otro tío que andaba muy ensalsado). 

Pasaron el velorio, el entierro, unos días de reuniones, y tocaba regresar a nuestros rincones del país. Era la primera vez que nos íbamos de casa de mi abuela ya sin que ella estuviera, pues, y no hubo quién se supiera la eterna bendición para el buen camino que siempre le echaba a toda gente que agarrara carretera. Quién se la sabe, quién se acuerda, cómo era. Yo me la sé completa, dijo el tío Guillermo muy bajito, nomás pasando, pero nadie lo tomó en cuenta; ya la sordera y el andador lo hacían ver muy poco avispado, y en pláticas grupales recibía el mismo trato que seguramente le daban siendo niño a finales de los 1940s. La bendición ahí medio la parafraseamos y nos la echamos en grupo. Dios nos guarde y nos lleve por buen camino… nombre del hijo y del Espíritu Santo, amén.

Ese año mi tía, su esposa, había estado asistiendo desde Mochis a mis talleres literarios virtuales, y algunas veces se veía al tío Guillermo transitar muy lento detrás de ella, como sin enterarse de nada. Así que, ya con la bendición y las maletas en los coches, afuera sobre la banqueta mi tío se me acerca para despedirse de mí. Venga, me dice, y con toda la agudeza y agilidad mental de siempre me felicita por el taller literario y me suelta un muy buen análisis de un cuento que le había gustado bastante. Le voy a dar la bendición, me dice luego, pero nomás a usted, y me unge palabra por palabra con la oración con la que tantas veces nos protegió mi abuela desde el escaloncito de la sala.

Fue la última vez que hablé y conviví con él. Murió hace un año mi tío Guillermo, compañero de una queridísima y hermosísima hermana mayor de mi mamá, y padre de cinco primas que son una chulada de personas. Lo conocí poco, yo creciendo y viviendo en Torreón y él allá en Los Mochis y 40 y tantos años mayor, pero es bueno todo lo que le recuerdo y tal vez esa barbacoa sinaloense de borrego es la mejor que he probado. Escribo esto mandándoles mi abrazo más sincero a mis maravillosas tía y primas y a toda la docena sobrinera, deseándoles mucha paz en este primer aniversario luctuoso. 

Conservo orgulloso ese último recuerdo, tío Guillermo, aunque sé que en verdad no nos conocimos y que nos veíamos a las quinientas. Sé de oídas una que otra buena historia tuya y sé que por ahí andas cuidando a tu gente.

Abrazo grande y a la distancia, queridas tía, primas, sobrinada.

Jacobo Tafoya

Editor de Soliradio.com

jacobotafoya@soliradio.com

www.facebook.com/jacobotafoya

www.instagram.com/popetetafoya 

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros