En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Comer carne puede aumentar tu apetito sexual

comer carne aumenta el apetito sexual

De acuerdo al experto en Biohacking, Cristian Wolff, comer carne puede aumentar tu apetito sexual debido al incremento de testosterona que la dieta carnívora produce en el organismo.

¿Qué es la testosterona?

Quizá antes de explicar cómo es que comer carne podría aumentar tu apetito sexual, vale la pena primero definir qué es y qué hace esta hormona que casi todas las personas conocemos, la testosterona.

Tradicionalmente es una hormona que se asocia con el organismo masculino porque allí se encuentra en grandes cantidades como consecuencia del trabajo natural de los testículos, órgano sexual masculino.

La testosterona es una de las hormonas masculinas conocida como primaria ya que es responsable de la regulación de las diferencias sexuales con las mujeres. Esta hormona moldea mucho de las características corporales de un hombre, produce la espermatogénesis y la fertilidad.

Los primeros efectos de este compuesto químico se ven desde el feto, desde las primeras 6 semanas de desarrollo que comienzan a formarse los tejidos reproductivos tanto en hombres como en mujeres. Es después de las séptima semana, aproximadamente, que dentro del útero comienza el desarrollo de los testículos como consecuencia de la cadena genética que se encuentra en el cromosoma Y (presente en el varón).

Dentro de la maduración del organismo masculino, la testosterona produce posteriormente otros cambios como el descenso de los testículos, la génesis de espermas, el crecimiento del pene y el desarrollo del libido, entre otros cambios secundarios como los diferentes patrones de pelo, tono de voz, crecimiento muscular, entre otros.

La testosterona tiene diferentes usos en la práctica médica. Es usada para ayudar a condiciones de salud como el cáncer de mama, la pubertad prolongada y el hipogonadismo.

Comer carne, la testosterona y el deseo sexual

Como consecuencia de que la testosterona esté genéticamente presente en los organismos masculinos está también el deseo o el apetito sexual.

De acuerdo a la investigación titulada "Testosterona y deseo sexual: un repaso de la evidencia" (2021), desde la perspectiva biológica, se ha comprobado en numerosos estudios que las hormonas llamadas andrógenas, es decir, presente en los hombres, juegan un rol crítico en la regulación del deseo sexual.

La variación de testosterona en los sujetos de investigación ha sido muy clara cuando se ponen en situaciones de excitación sexual, tanto en hombre como en mujeres.

Fisiológicamente, la "ruta" fisiológica que sigue el deseo sexual se basan en los receptores masculinos del cerebro, especialmente en el hipotálamo y en partes del sistema límbico que luego resuenan hacia las partes genitales de los distintos organismos sanos.

Es en este sentido que se puede rastrear el efecto que puede tener el consumo de carne en el deseo sexual.

Otra investigación, publicada en PubMed, un medio de difusión científica, titulada "Consumo de carne y parámetros reproductivos en hombres jóvenes" muestra el consumo de carne de los participantes evaluados está relacionado fuertemente con la producción de espermas, a su vez asociada con la presencia de testosterona.

En el capítulo del podcast Biohacking, de Cristian Wolff, titulado "Dieta carnívora" , el experto en salud aseguró que entre mayor cantidad de grasas saturadas y de colesterol tengamos en nuestro cuerpo mejor va a ser la producción de hormonas sexuales, entre ellas la testosterona que podría subir hasta un 13%.

En este sentido, dice Cristian Wolff, a alguien que ha decidido llevar una dieta carnívora, podría aumentarle el deseo sexual considerablemente.

Comer carne para crecer tu deseo sexual

A pesar de que la ciencia demuestra la conexión entre comer carne y el deseo sexual de manera biológica, este tipo de apetito también se ve influenciado por condiciones sociológicas y psicológicas.

En otras investigaciones científicas, hormonas como el cortisol o algunos tipos de endorfinas han demostrado tener influencia directa en el apetito sexual, causando efectos inhibitorios o excitatorios en los sujetos de estudio.

Si bien comer carne puede llevar a la producción de testosterona y, por lo tanto, al incremento del deseo sexual, puede haber otras influencias externas del organismo que afecten esta ruta orgánica y afecten de diferentes maneras al proceso en cuestión.

Más de Editorial Soliradio

1 2 3 31

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros