En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Baterías de sodio podrían desbancar al litio como propulsor energético

baterías de sodio

Una investigación China ha puesto en el mapa al sodio como base para la propulsión eléctrica y electrónica, desbancando al litio, principal material químico con el que se fabrican las baterías. Al parecer el futuro está en las baterías de sodio, aquí te decimos por qué.

Fue el periodista estadounidense Keith Bradsher, corresponsal en China para The New York Times, quien vino a traer a América esta noticia sumamente importante en materia energética. Y es que, en palabras de él mismo, China, quien ya domina el mercado del litio, ahora está buscando posicionarse a sí misma para ser el rey de la nueva gran innovación en baterías recargables sustituyendo el litio por el sodio, un material más barato y abundante.

¿Qué son las baterías de sodio?

Empecemos por el principio, una batería, como sabemos, es un aparato electromagnético relativamente nuevo que es capaz de acumular energía eléctrica y suministrarla. Normalmente, esta invención humana está formada por placas de diferentes materiales conductores de iones que separan compartimentos con ácido.

La batería llamada de ion litio es la más popular y más innovadora por ser tener mejor desempeño energético, estas baterías están por dominar casi en un 80% el mercado gracias al crecimiento de los autos eléctricos en la industria automotriz.

Eso se pensaba, hasta ahora, que se está buscando innovar con baterías de sodio.

Como funciona una batería tradicional, sea de litio, de plomo, de zinc o de otro material, es mediante una pila compuesta en general por celdas electrolíticas que tienen dos placas de metal con materiales opuestos, el cátodo y el ánodo. La reacción química entre estos metales diferentes produce la transferencia de electrones, quienes, mediante un circuito, llevan la energía hacia algún mecanismo.

Las baterías de sodio aprovecharían este elemento químico considerado un metal alcalino blando y sumamente abundante en el planeta para realizar esta reacción química y producir electrones. La ventaja de las baterías de sodio es que serían más baratas de fabricar y, al parecer, más efectivas.

El mercado de las baterías de sodio

De acuerdo al periodista Keith Bradsher, el costo que representa el sodio para la producción es una tercera parte de lo que representa el litio y químicamente es son muy similares.

Además, las baterías de sodio vienen con una ventaja particular: "Mantienen casi toda la carga cuando la temperatura cae hasta debajo del enfriamiento, algo que las baterías de litio comúnmente no hacen", explicó Bradsher en su artículo.

También dice el periodista que las baterías de sodio ya están listas para industrializarse, según explicó Huang Qisen, el decano encargado de la Contemporary Amperex Techology LTD (CATL), empresa china líder en tecnología mundial y productora gigante de baterías para carro; por lo que en pocos años podríamos estar viendo esta innovación dominar el mercado.

CATL posible líder productora de baterías de sodio
CATL posible líder productora de baterías de sodio. Imagen de la página web de la empresa.

En este sentido, CATL ya tiene en proceso la construcción de 20 fábricas para hacer baterías de sodios, 16 de las cuales son allá en China. Si todo sale bien, este país asiático dominaría hasta el 95% de la cantidad de baterías de sodio en el mundo.

A pesar de ello, todavía falta que estas baterías entren al mercado, actualmente, la producción de baterías de litio rebasa infinitamente a las de sodio, aunque estas últimas están creciendo de manera exponencial.

Retos con respecto a las baterías de sodio

Podrá sonar fácil introducir una batería así de innovadora al mercado, pero no lo es por diversas razones, algunas de ellas tienen que ver con los retos que todavía enfrenta este producto.

Para empezar, el sodio, aunque es abundante gracias a la sal, la mayoría de las minas donde se recoge está en Estados Unidos y se reserva para el refresco. En el desierto de Wyoming, en EUA, hay un depósito gigantesco de sal formado hace millones de años, por ejemplo.

Según explica Keith, por su parte, China tiene tan poca sal que debe su producción de refrescos sintéticos a plantas químicas impulsadas por energía generada con carbón, industria que, por cierto, padece de antecedentes de contaminación del agua y otros escándalos ecológicos.

Otro asunto con las baterías de sodio es que no se sabe a ciencia cierta cuál es su durabilidad. Uno de los retos más próximos es ver estos productos exponerse al uso cotidiano.

Así, pues, aunque el futuro de las baterías de sodio es incierto, propone una posibilidad que podría revolucionar la manera en que producimos energía, incluso modificar el ecosistema financiero que rodea al rápido crecimiento de los automóviles eléctricos.

En el futuro podría ser lo mismo que usamos para dar sabor a la comida lo que utilizamos para arrancar los aparatos que aprovechamos todos los días.

Más de Editorial Soliradio

1 2 3 31

Checa el último capítulo de Ajuste de Tiempo

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros