En Soliradio.com producimos podcasts y contenidos digitales, que distribuimos a través de nuestras redes sociales y nuestros canales en YouTube y Spotify. Llegamos a más de 350 mil personas, una amplia comunidad digital en la Comarca Lagunera de la que forman parte más de 60 mil tomadores de decisiones.
telegramtik tokinstagram logo

Buscar

telegramtik tokinstagram logo
campaña aceveone
campaña aceveone

Love & Death, la historia de la asesina del hacha

love & death

La nueva mini serie de Max Original, protagonizada por Elizabeth Olsen (Wandavision) y estrenada el pasado 27 de abril, está inspirada en la historia real de Candy Montgomery, o mejor llamada “La asesina del hacha”. En los 7 episodios, Olsen interpreta muy acertadamente a la protagonista, bajo la visión de la directora Lesli Linka Glatter, a pesar de haber contado con poco material audiovisual para inspirarse.

“Amor y Muerte” nos muestra el caso real de una simple madre y esposa de los suburbios en Wylie, Texas, en los años 80. El que sea muy unida a su religión y a su templo local no le impidió cometer el pecado de adulterio con su compañero de coro y vecino Allan Gore (interpretado por Jesse Plemons), esposo y padre de dos hijas. 

Aunque desde el principio Candy y Allan establecieron las reglas de la interacción, ella no pudo evitar tomarse muy personal la relación e incumplir con la primera regla conocida en este tipo de convenio: intervenir los sentimientos. 

Sin embargo, después de unos meses y varias sesiones realizadas por ambas parejas en un encuentro matrimonial religioso, Allan decide tomar las riendas de su matrimonio y terminar su relación con Candy. Justo después de estos se presenta el fenómeno que me gusta llamar “cuando al personaje principal se le bota la canica”; ese momento en donde la dirección decide que presenciamos un primer plano del personaje sin decir nada, viendo al horizonte y con una música inspiracional de fondo. 

Después de algunos sucesos más que no les contaré pa’no espoilerarlos, Candy va a visitar a la esposa de su amante, Betty Gore (Lily Rabe), vecina y compañera de la iglesia, quien la enfrenta por lo sucedido con su esposo. Después de la discusión y lo que parecen ser recuerdos borrosos por el trauma, Candy asesina a Betty con 41 hachazos el 13 de junio de 1980. 

El juicio por asesinato recibió una importante atención de los medios de comunicación debido a la naturaleza impactante del crimen y la participación de dos amas de casa suburbanas, como muchas otras. 

Durante el juicio, Montgomery reclamó la defensa propia, afirmando que había actuado con miedo por su propia vida durante la confrontación, pero el jurado la rechaza y la declara culpable. Fue sentenciada a cadena perpetua, pero puesta en libertad condicional en 1997, después de cumplir 13 años presa.

Somos parte de una comunidad de medios laguneros

Somos parte de una comunidad de medios laguneros